Agrogestiic ofrece un taller sobre comunicación de crisis alimentarias

Crisis alimentarias como la de las vacas locas o la del pepino han costado mucho dinero a los respectivos productores. No son las únicas, ha habido otras y las seguirá habiendo. El foco está puesto sobre el sector, que probablemente se sienta ahora más vigilado y vulnerable que nunca. Es normal, las crisis siempre dejan un poso, un estado de alarma latente que hace mantener la guardia alta a todo el mundo y que, a la postre, ejerce de catalizador de la siguiente crisis, porque una crisis casi siempre se levanta sobre otra anterior o se alimenta de ella.

Las crisis alimentarias suelen ser las más graves, lo cual también es natural, porque se trata de lo que la gente se lleva a la boca, de lo que da de comer a sus hijos, y eso pone en marcha todas las sirenas a la más mínima señal, independientemente de lo justificada que esté o no la alarma. Son, por ello, de las que más preocupan también a las autoridades, provocando no pocos cambios, además de en los hábitos de consumo,  en leyes y normativas.

Por estas y otras razones, la previsión de posibles crisis alimentarias y la gestión, en su caso, de las que se produzcan, es una cuestión de capital importancia. Y es en este capítulo donde los medios de comunicación y los periodistas juegan un papel fundamental. Gestionar adecuadamente, o lo más adecuadamente posible, una situación de alarma y gran estrépito en la opinión pública no es fácil, pero se puede hacer y da buenos resultados.

La crisis de la gripe porcina amenzaba con provocar serios problemas a los criadores de cerdos cuando, gracias a la buena gestión comunicativa que se llevó a cabo, los medios comenzaron a denominarla gripe A. Sólo con esa medida todo el mundo pudo respirar más tranquilo. Aquello demostró, contrariamente a lo que algunos piensan, que los periodistas también colaboran en la solución de las crisis. Informan de ellas porque es su obligación y porque el ciudadano tiene un derecho fundamental que es el de la información y que los medios gestionan en buena parte.

De todas estas cosas se habla en el taller on-line sobre “Comunicación de crisis alimentarias” que la empresa Agrogestiic ha programado y que estará disponible para los usuarios de la red a partir del próximo día 22 de febrero. El taller se complementa con un caso práctico y una tutoría en directo el día 29 de febrero.  Para abril está previsto otro taller sobre “Empresa y medios de comunicación”.

La alimentación tiene también su lado dramático y es necesario aprender a convivir con él y conducirlo de la mejor manera posible.

Comparte esta entrada

2 comentarios en “Agrogestiic ofrece un taller sobre comunicación de crisis alimentarias”

    1. Saludos, Xavier. Lo cierto es que, a pesar de todo lo que ocurre en torno a la alimentación, lo que comemos hoy en día es altamente seguro, pero no al 100%, evidentemente. El riesgo cero no existe y cualquiera puede ser víctima de un error o de un fraude, incluidos los productores, por eso el consumidor debe estar bien informado y el productor preparado para gestionar una eventual crisis.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.