Fruit Attraction supera la dura realidad

Fruit Attraction, la feria española de referencia para el sector hortofrutícola, cerró puertas el pasado viernes. Como suele ser habitual en estos eventos, algunas horas antes tanto visitantes como expositores adelantaron su particular retirada, pero no con la sensación de fracaso que acompaña a otros certámenes desde hace algún tiempo. Fruit Attraction ha dejado muy satisfechos a la práctica totalidad de sus usuarios y eso no era fácil en esta cuarta edición, que se esperaba contaminada por la tristeza económica que acompaña a la crisis.

Efectivamente, el ánimo no era el mejor al inicio de la feria, pero no por las características de esta, sino por la sensación que cundía entre los operadores, que, como el resto de las empresas y ciudadanos, no saben hasta cuándo durará la penuria actual. Las cifras ofrecidas por la organización, sin embargo, eran alentadoras, pues las empresas expositoras han crecido un 6,5 % y la superficie ocupada, un 16%. No son números especialmente llamativos para un certamen que da sus primeros pasos, pero hay que tener en cuenta dos circunstancias muy significativas. Por un lado, la mencionada crisis económica, que ha sido el medio ambiente de Fruit Attraction desde su nacimiento; y por otro, la desaparición de una buena parte de la participación autonómica o del apoyo que los gobiernos regionales acostumbraban a dar a sus empresarios.

El ministro de Agricultura, Arias Cañete, en el momento de la inauguración.

Muchas ferias han desaparecido solo por este último motivo o están en trance de hacerlo, pues era muy alto el grado de compromiso de los gobiernos con el sector ferial; Fruit Attraction parece no haber acusado el golpe. La lectura es sencilla: los empresarios acuden a donde consideran que habrá negocio. ¿Lo habrá en esta edición de la feria madrileña? Es pronto para decirlo, pero profesionales los hubo, y muchos. Al decir del algún expositor, “el segundo día fue como uno de los días buenos de Fruit Logistica.

A quien no haya oído antes este nombre le diremos que Fruit Logistica es la feria de referencia internacional en el sector. Aquella con la que le gustaría compararse al certamen español, que se sabe inferior, aunque no por ello deja de soñar con poder mirar algún día de tú a tú al que tiene lugar en Berlín.

Y esto, de alguna manera, ya lo hace. Las cifras no son, por supuesto, comparables, pero Fruit Attraction se ha consolidado en la agenda de los productores españoles, que no dejan de ser un peso pesado en el comercio mundial de frutas y hortalizas. Algunos, de hecho, ya han tomado la decisión de apostar en exclusiva por Madrid. Los compradores, por su parte, tampoco le han dado la espalda, por eso los pasillos de Ifema se veían a rebosar para satisfacción de los expositores.

Fruit Attraction llenó.

 

Ha crecido también en esta edición la presencia internacional, con cerca de un centenar de empresas de varios países europeos y la participación de representaciones oficiales de países a los que la organización otorga mucha importancia, como Holanda, “uno de los países líderes de la UE en exportación y reexportación de frutas y vegetales”.

Así que, visto lo visto, no es audaz aventurar un buen futuro para Fruit Attraction, criatura de la que tanto Ifema como Fepex (Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas), se pueden sentir a estas alturas muy satisfechos.

Comparte esta entrada

1 comentario en “Fruit Attraction supera la dura realidad”

  1. Pingback: De Fruit Attraction a Qualicoop (o la etiqueta cooperativa) - Periodismo Agroalimentario | Periodismo Agroalimentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.