Daroca de pasta y chocolate

Daroca es una población zaragozana importante en la historia de Aragón. En tiempos pretéritos jugó un papel capital y tuvo un empuje económico notable que se iría desinflando, como en tantos lugares de la España rural, a consecuencia de la industrialización de las ciudades y los movimientos migratorios.

Pero quien tuvo, retuvo; y hoy Daroca cuenta con una oferta turística y cultural que bien vale un viaje hasta este encorsetado lugar. El comercio ha perdido empuje en la ciudad y la industria también, pero ello no le impide seguir teniendo empresas que sobresalen por su excelencia y capacidad innovadora.

Daroca monumental. (comarcadedaroca.com)

Gracias a ellas y al trabajo que se realiza desde la administración comarcal, Daroca protagoniza todos los años la actualidad alimentaria de Aragón con unas jornadas profesionales que son mucho más de lo que pudieran parecer vistas desde la distancia.

La primera jornada se dedicó al trigo duro.
La primera jornada se dedicó al trigo duro. (foto cedida por la organización)

En las últimas, hace apenas una semana, pude participar moderando una mesa redonda y asistiendo a alguna otra. Era la primera vez y llegaba con cierta intriga, pero ahora puedo decir que he acudido a encuentros profesionales bastante más inconsistentes en ciudades mucho (muchísimo) más grandes.

En mi mesa se habló del sector del dulce, no en vano estábamos en el Foro del Chocolate (el otro se denomina Conferencia de la Pasta y el Trigo Duro). Y disfrutamos de tres ponentes que aportaron un gran conocimiento sobre sus respectivas ocupaciones en el mundo de la producción y/o venta de productos de pastelería.

Inés Arteaga, pamplonesa asentada en Barcelona, regenta la primera tienda en línea dedicada a la venta de productos gourmet y ecológicos, Organic Gourmet. No son fáciles los negocios en Internet y quien lo ha probado lo sabe, pero existen huecos para los están dispuestos a ganárselos y, como en este caso, a “romper la barrera organoléptica”, en palabras de Arteaga. Inés nos contó sus trucos y alguno hubo que salió pensando en montar una tienda en la nube.

En el Foro del Chocolate se radiografió el comercio del dulce.
En el Foro del Chocolate se radiografió el comercio del dulce.

José Luis Supervía tiene la mayor distribuidora de producto dulce de Aragón, y nadie le hubiera augurado un éxito así si hubiera asistido a su primera venta hace unos 40 años, con todos los chocolates Trapa derretidos en el interior de su cartera, a pesar de lo cual cerró un trato con una de las tiendas de referencia de Zaragoza. Sus historias nos divirtieron, sí, pero también radiografiaron un sector que, después de todo, no va demasiado mal.

A Pepe Ginés, en este caso catalán afincado en Andorra (Teruel), le tocó ofrecernos una cata de chocolate como las que realiza desde hace tiempo para enseñar el origen de este producto y cómo ha de consumirse. Sale de su Pastelería Moncayo para impartirlas doquiera que sea y hay un colegio donde unos chavales encantadores ya le han bautizado a su manera: Pepepastas. Se lamenta Ginés de que en el mundo se piense en Suiza o Bélgica cuando se habla de chocolate y se olvide que fuimos los españoles quienes lo introdujimos en Europa.

La muestra cuenta también con talleres de cocina.
La muestra cuenta también con talleres de cocina.

Daroca es una población pequeña, así que la asistencia a las mesas no fue muy numerosa, pero son estas circunstancias las que, precisamente, propician un clima de diálogo más cálido y profundo entre público y ponentes. El acto se hace más participativo y las ideas fluyen en una y otra dirección sin artificios y generando una confianza que multiplica las posibilidades de enriquecimiento.

Así ocurrió también en el siguiente encuentro, donde Ana Ferrer, de la Universidad de Zaragoza, y Pablo Bazco, director de Dr. Schärs, empresa líder mundial en alimentación sin gluten, pusieron al día a los asistentes en cuanto a las últimas investigaciones en el sector de los dulces.

La Muestra Gastronómica de la Pasta y el Dulce de Daroca es la prueba de que el medio rural está vivo, de que no se ha desconectado del mundo y sus avances y de que también en este contexto es posible mantener una actividad empresarial de primer nivel. Así lo hacen dos de las empresas a las que me refería al principio, Pastas Romero y Pastelerías Manuel Segura. Dos marcas de referencia, cada una en su respectivo ámbito de actividad; solo hay que seguirles los pasos para comprobarlo.

La cuarta generación de Pastelerías Manuel Segura, al frente del negocio.
La cuarta generación de Pastelerías Manuel Segura, al frente del negocio.

Comparte esta entrada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.