Adiós, Olatz Ruiz Melero (je suis Charlie)

Ayer fue un día muy triste para el periodismo y para el periodismo agroalimentario en particular. La mañana nos sorprendió con el fallecimiento de Olatz Ruiz Melero, una veterana compañera afincada en Sevilla de cuyo oficio y buena pluma han disfrutado varios medios, fundamentalmente andaluces, y sus correspondientes lectores.

Especializada en periodismo agrario desde su inicio en la profesión, ha publicado en cabeceras tan significativas como El Correo de Andalucía, Diario 16 o El Mundo y, dentro de los medios especializados, Actualidad Agraria, Europa Agraria o Agricultura. Hasta prácticamente el día de su óbito no ha dejado de coordinar la sección AGR Andalucía para el grupo editorial Joly.

Olatz Ruiz Melero

Olatz se ha ido para sorpresa de muchos porque, aunque era conocida la enfermedad contra la que luchaba desde hacía tiempo, su espíritu nunca pareció derrotado y su producción periodística se podía ver en distintos canales hace tan solo unos días.

Hacia el mediodía la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España (Apae), de cuya junta directiva formaba parte, publicó una nota de condolencia a la que Periodismo Agroalimentario se suma: Descansa en paz, compañera.

Atentado contra la libertad

El final de la Navidad fue también muy triste para los integrantes del semanario satírico francés Charlie Hebdo, que sufrió un brutal atentado en el que perecieron una docena de personas y varias más resultaron heridas, algunas de gravedad.

Desde el primer momento se tuvo claro que se trataba de una acción terrorista inspirada por el integrismo islámico, que había protagonizado el ácido humor de la publicación (como tantos otros) en más de una ocasión.

Una de las decenas de imágenes de apoyo divulgadas por dibujantes de todo el mundo.
Una de las decenas de imágenes de apoyo divulgadas por dibujantes de todo el mundo.

La prensa satírica tiene en Francia una larga tradición, hasta el punto de que se sitúa en este país el origen de la misma. Su existencia siempre se ha vinculado a situaciones de indiscutible libertad y los periodistas, redactores y dibujantes se han movido en el filo que separa a esta de la censura, las sanciones o, como es el caso, las agresiones terroristas.

Quienes hacían Charlie Hebdo apreciaban el valor de la libertad como pocos y conocían el riesgo de practicarla hasta el extremo: nunca se sometieron a las amenazas integristas y respondieron a estas con más humor y más defensa de su (nuestra) libertad. Eran valientes y solo había una manera de vencerlos, aunque este baño de sangre no acabará ni con la risa ni con la burla ni con el periodismo ni con la libertad que disfrutamos.

Hoy se han convocado varias concentraciones de apoyo al semanario y al pueblo francés. Allí estaremos.

Una corriente de solidaridad con Charlie Hebdo recorre el mundo.
Una corriente de solidaridad con Charlie Hebdo recorre el mundo.

Comparte esta entrada

1 comentario en “Adiós, Olatz Ruiz Melero (je suis Charlie)”

  1. Pingback: Año nuevo, vida nueva y sin Olatz Ruizlacriba.net

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.